Leer es un placer

Los mejores libros para niños y jóvenes.

Reconocimiento institucional


Palabras de María Beatriz Medina.

 Hace 38 años  venimos delineando el mapa de los mejores libros para niños y jóvenes. En aquellos años 80 la idea de compartir un trabajo de análisis y selección junto a otras secciones de IBBY era necesario. Ya Ekaré había iniciado el trazo de una ruta a seguir en la edición del libro para niños en la región y  hoy podemos decir que esos primeros libros son clásicos de la literatura infantil y han viajado por las manos de varias generaciones.


Verónica Uribe diseñó la propuesta del evento  y el equipo en el que me tocaba participar, lo materializó. Hoy mucha agua ha corrido bajo el puente y la edición del libro para niños es un  campo fértil en la región como da cuenta esta preselección que hemos puesto en manos de evaluadores externos para la decisión final.

A pesar de que los libros para niños y jóvenes llegan al mercado venezolano por cuenta gotas, tenemos el privilegio que las editoriales todavía valoran el reconocimiento que cada año hacemos y nos envían sus novedades con las que podemos seguir evaluando las tendencias de este género.


Gracias a este apoyo podemos contar con ejemplares para evaluar y un grupo de los postulados para nuestro trabajo en proyectos de promoción de lectura, proyectos alineados con las concepción de Constantino Bertolo para quien “leer es también un encuentro con  los otros, y en este sentido  leer es aprender a conocer las claves de esa representación del otro”. Tender puentes con ese otro ha sido el leit motiv de nuestros proyectos a lo largo de casi dos décadas en las que hemos hecho posible ese encuentro con la otredad a través de muchos de estos libros  que hemos postulados y que engloban la literatura con mayúscula.




El panorama de este período es variado y rico en propuestas. La muestra de los postulados, sobre la que han trabajado los dos grupos de jurados,  deambula desde la palabra poética a la propuesta integral de la narrativa contemporánea, sin dejar de lado el libro álbum y el libro informativo. La muestra  incorpora también el libro disruptivo anclado en palabra e imagen. Merece especial atención tanto el libro informativo que se decanta por la variación como las antologías de narrativas que rescatan textos clásicos y de la tradición oral. Temas difíciles como la guerra, la muerte, la orfandad, la diferencia y otros tópicos existenciales no se excluyen y entran a formar parte de  ofertas necesarias.


El contexto difícil no ha sido impedimento y hemos logrado con esfuerzo llegar al día de hoy. En la selección de los mejores libro infantiles contamos con el apoyo de un grupo de bancolibreros de acción y corazón. En el jurado juvenil incorporamos a nuevas caras de la mano de profesionales del banco del libro. El jurado bibliotecario, como siempre, nos devuelve una perspectiva de uso a tener en cuenta. Claro que con el distanciamiento necesario para no caer en la prescripción



El Banco del libro  incorpora en esta oportunidad dos categorías institucionales: El reconocimiento a las mejores colecciones juveniles e infantiles que dan cuenta de la articulación entre concepto y materialización de dicho concepto y se instauran sobre la coherencia.  Pretendemos que sea el resultado de una evaluación profesional en perspectiva que cobra fuerza a partir del análisis que hacemos día a día.


La otra categoría tiene la intención de llenar un vacío y consiste en reconocer algunos títulos fuera de fecha que, por las condiciones del  contexto difícil que nos arropa, llegan con cierto retraso.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacto

Avenida Luis Roche, Edificio Banco del Libro, Altamira Sur - Caracas - Gran Caracas - Venezuela.
Teléfono: (0212) 2653990 / (0212) 2653136
Fax: (0212) 2641391

@bancodellibro